ENERGIA SOLAR

  • Solar Fotovoltáica
  • Solar Térmica
  • Autoconsumo eléctrico
  • Instalaciones, estudios y mantenimiento
  • Gestión de ayudas

Energía Solar Fotovoltaica

 

La energía solar fotovoltaica consiste en la captación de la energía solar y su transformación en energía eléctrica por medio de módulos fotovoltaicos. La radiación solar llega a los módulos, que producen energía eléctrica por el efecto fotovoltaico en forma de corriente continua. 

Dentro de las instalaciones fotovoltaicas podemos distinguir entre aquellas instalaciones que se conectan a la red para vender toda la energía vertida al precio estipulado por la legislación vigente, INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS DE CONEXIÓN A RED y aquellas instalaciones dónde la energía generada se destina al autoconsumo, INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS AISLADAS.

Energía Solar Térmica

Una instalación solar térmica permite transformar la radiación solar directa sobre un conjunto de captadores solares en energía calorífica, la cual se utilizará para calentar un fluido, generalmente agua, y transferirlo a un sistema de almacenamiento para su uso posterior.   

Las principales aplicaciones de la energía solar térmica son:
  • Producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS): es la principal aplicación de este tipo de instalaciones y consiste en producir energía para calentar el agua de consumo en un rango de 45 a 60º que se almacena en un acumulador para poder ser usada en base a las necesidades del usuario. Las instalaciones de ACS pueden llegar a cubrir entre un 60 y un 80% de las necesidades energéticas anuales de los usuarios, para el resto el usuario debe disponer de fuentes de energía convencional, especialmente los meses con menos horas de sol como son Diciembre y Enero.
     
  • Apoyo a los Sistemas de Calefacción: la instalación se diseña para cubrir las necesidades energéticas de la vivienda en cuanto a calefacción entre un 30 y un 40%. El resto de la energía será aportada por sistemas convencionales como caldera de gas natual o de gas-oil.
     
  • Climatización de Piscinas: mediante el uso de la energía solar térmica se pretende es alargar el periodo de baño o bien cubrir la demanda energética que requiere la piscina si se desea mantenerla a una temperatura concreta durante un determinado periodo de tiempo.
     
  • Producción de Agua Caliente para ser utilizada en procesos industriales: se pueden diseñar instalaciones de energía solar térmica que permitan obtener agua caliente a una temperatura de 60ºC para ser utilizada en procesos industriales tales como tintes y acabados, mataderos, lavaderos de coches, lavanderías...
La energía solar térmica se diferencia de otras fuentes de energía convencionales en el hecho de que se genera directamente en los puntos de consumo.